¿Cómo elegir un servicio de almacén para tu empresa? - Logistorage

¿Cómo elegir un servicio de almacén para tu empresa?

Almacén Multicliente

Al estar en búsqueda de un almacén, hay una variedad de características que se deben de tener en consideración; para elegir el que mejor se acomode a las necesidades de la empresa.

Sabiendo que la logística es un punto fundamental para gestionar empresas y que cada vez se hace más necesario en ellas; es de suma importancia conocer acerca de este proceso, para tener un proceso optimizado en cuanto a funcionamiento interno, transportación y servicios al cliente. 

Como ya debemos saber, una buena organización en una empresa lleva a un ahorro de tiempo, espacio y recursos. De así requerirse, una empresa que ya creció suficiente para tener un stock considerablemente grande; recurre a un almacén para mejorar sus procesos de almacenaje y transportación.

Hay ocasiones en que las necesidades de una empresa en específica son espacios pequeños, entonces el gasto de un almacén dedicado no se ve justificado. Al estar bien informados, no evitaremos un sistema de almacenaje por completo en esta situación; si no que ya sabemos que existe un almacén que pueda adaptarse a todas las necesidades de la empresa. 

Antes de hablar de por qué debemos elegir un almacén dedicado y multicliente, debemos de aclarar sus características. 

¿Qué es un almacén dedicado y multicliente?

Un almacén dedicado es un espacio donde se determinan y establecen las necesidades para poder adaptar el equipo de manejo de materiales y los recursos para que la empresa se optimice y obtenga los mejores resultados posibles. ¿Suena atractivo, no? Este proceso se centra en aprovechar de manera adecuada todo el espacio del almacén. 

El modelo multicliente es referente a almacenes. Este da la opción de compartir los gastos generales y personal con otras empresas.

De esta manera se optimiza el espacio de estanterías y se usan las zonas de recepción y preparación de pedidos de una manera conjunta. Es decir, se acopla el lugar de almacenaje para cubrir las necesidades específicas de varios clientes en un solo lugar, a un precio más accesible. 

En el almacén, la consolidación, o modelo multicliente, se aplica en distintas operaciones como recepción, almacenaje, preparación de pedidos y despacho de mercancía.

Para el proceso de transportación se organiza y agrupa con productos similares de otras empresas o clientes; para consolidar el espacio con el fin de evitar un viaje a media carga por llevar mercancía de un solo cliente. 

¿Cuándo usar un almacén dedicado y uno multicliente? 

Espacios especializados para cada cliente en el almacén

Las necesidades de espacios varía de cliente en cliente, desde tamaño de almacén y cómo tiene que estar almacenado su producción: algunas producciones deben estar en piso, otros en estantes y en ocasiones se requiere de la elaboración de estantes de medidas específicas por cliente.

Para cubrir las necesidades que se tengan de diversos artículos o unos muy pequeños, se tienen la opción de almacenaje multicliente, que tiene todas las ventajas de un almacén dedicado sin sufrir el impacto del costo fijo. 

Dado a que los costos de almacenaje, por lo general, se calculan por los metros cuadrados utilizados, no vale la pena adquirir 80 metros cuadrados cuando solo se utilizarían 30 metros cuadrados. Si varias empresas comparten un espacio, habrá beneficios económicos porque los costos fijos son compartidos entre las distintas empresas y sus volúmenes.

Necesidades especiales de clientes en el almacén

Es normal que empresas tengan ciclos de producción variada, también es normal que acudan ocasionalmente a almacenes. En Logistorage tenemos el equipo y personal capacitado para adaptarnos a todas las necesidades de nuestros clientes. Creemos firmemente que el cliente es nuestra razón de ser, por lo cual en nuestros almacenes se realizan chequeos y cuidados específicos para cada cliente, sin importar que estén en un almacén multicliente. 

Algunos ejemplos de necesidades específicas podrían ser empaques secundarios, equipo de manejo de materiales con manejo específico. En un almacén dedicado, este costo adicional es cubierto por un solo usuario, en cambio en un ambiente multicliente se logra que haya una mayor utilización de los productos o servicios y resulta en un menor costo. 

Soluciones logísticas en el almacén, escalables y flexibles 

Como se mencionaba anteriormente, algunas empresas tienen ciclos de producción variada, ya sea por temporada de demanda alta, crecimiento, lanzamiento de nuevos productos o ya sea apoyar promociones de mercadotecnia. Sea cual sea la razón, en Logistorage estamos para apoyarte. Generalmente, los almacenes multiclientes grandes están mejor equipados para adaptarse a cambios repentinos o específicos ya que están preparados para reaccionar a la volatilidad de la demanda. 

Si una empresa trabaja en un con un almacén dedicado y necesita incrementar su capacidad de 4%, lo cual resultaría complicado para modificar el espacio. Acomodar dicho 4% en un almacenaje multicliente es lo indicado. La mayoría de los proveedores logísticos que operan almacenes multi-clientes planean y están preparados para reaccionar a incrementos como éste. Sin embargo, logra  incrementar su capacidad en un 200%, adquiriendo otro espacio de almacenaje dedicado. 

Un almacenaje multicliente tal vez no sea la mejor opción para todos los casos; pero sigue siendo una situación efectiva y flexible si las circunstancias se presentan. Este modelo representa una gran ventaja competitiva en cuanto a costos, así como una experiencia más flexible y adaptable a las necesidades de las empresas.

A través del método multicliente incluso se abren puertas para que el proveedor cree una base de datos de clientes comunes, creando la oportunidad de colaboraciones. Esto con el fin de diseñar una red de distribución especializada en atender necesidades comunes o llegar al mismo destino. 

Logistorage es especializada en la prestación de soluciones logísticas personalizadas. Contamos con una amplia red de logística, flexible y capaz de adaptarse a cada cliente, en búsqueda de eficiencia a lo largo de los diversos procesos dentro de la cadena de suministro.